Años sudor y lágrimas

Años sudor y lágrimas (me está costando)
reconocerme vulnerable.

Abrir la coraza,
mostrar las heridas,
enseñar el dolor.

Después de toda la vida
haciendo(me)
creer que soy
de hierro,
dar este paso no es fácil.

Y cuando dejo a la vista
el corazón
y alguien lo hiere,
se cierran a cal y canto
las puertas y ventanas
(otra vez).

Aún me queda aprender
que
aunque duela
tengo que dejar brillar
mi corazón.
A la luz del sol.