aprendiendo

Años sudor y lágrimas

Años sudor y lágrimas (me está costando)
reconocerme vulnerable.

Abrir la coraza,
mostrar las heridas,
enseñar el dolor.

Después de toda la vida
haciendo(me)
creer que soy
de hierro,
dar este paso no es fácil.

Y cuando dejo a la vista
el corazón
y alguien lo hiere,
se cierran a cal y canto
las puertas y ventanas
(otra vez).

Aún me queda aprender
que
aunque duela
tengo que dejar brillar
mi corazón.
A la luz del sol.

Manifiesto

¡¡Y no te olvides de ser feliz!! .

(que a veces se me olvida, de verdad, que a veces se me pasan los días corriendo como una demente sin pararme a disfrutar, que a veces no encuentro gusto en lo que hago, y que no puede ser eso) .

Manifiesto

Quiero seguir disfrutando, riéndome de todo y de mí misma, jugando y siendo feliz.

Comprando globos. Disfrazándome y paseándome ruborizada y con una risita tonta por la calle.

Ilusionándome como una adolescente al recordar un beso.

Cantando canciones a voz en grito en el coche y con mi ukekele.

Llorando con pelis y libros. Con agujetas por peleas de cosquillas con mis hijos.

Quedarme sin aire en medio de un ataque de risa con amigas.

Reir mucho. Vivir mucho.

Las aventuras del cáncer

Hoy os vengo a contar una aventurita… cuando fui la semana pasada a la presentación del cuento «Las Aventuras del Cáncer» de El Crep de mi Vida.las-aventuras-del-cancer

Conocí a Vanessa… ¡ni me acuerdo cómo! La cuestión es que de alguna manera llegué a su Instagram y su sonrisa en medio de una situación taaaan difícil me impactó, así que fue todo una: de su IG a su blog www.elcrepdemivida.com que me leí casi del tirón, y a comentar sus fotos y por supuesto no parar de seguirla.

Por cierto, que quizá sea necesaria un poco de información adicional: Vanessa en su blog comparte cómo ha ido viviendo su lucha contra el cáncer de mama. Ahora sí cuadran las piezas, ¿verdad? Tener un blog lleno de energía y ánimos en esa situación tal vez no es de lo más normal… …lee más…