Vértigo

vértigo1

Mira hacia abajo. Nunca le impresionó la altura… le fascinó más bien. Pero se encuentra al filo… la distancia es tanta… a sus pies, lejos, verde. Agua, arboles. Un paisaje prometedor por el que pasear, por el que transitar. Misterioso. Desconocido (amar la trama más que el desenlace). A su espalda un camino duro, difícil pero conocido, una sequía previsible.

Este es el punto de inflexión. El momento de decisión.

Siempre le sedujo la aventura y el riesgo, pero ya no va sola… carga a sus espaldas responsabilidades, expectativas, el bienestar compartido. La seguridad. Al mirar abajo siente vértigo. El que no había sentido nunca. El vértigo a fallar, a elegir mal.

Quiere saltar pero le ancla a tierra la responsabilidad, las dudas, los miedos…

 

Cierra los ojos. Siente el viento en la cara. Piensa en su vida antes de este momento. Ha llegado hasta aquí por caminos tortuosos… alejándose de lo que no quiere. ¿Va a dejar que el miedo la venza y volver a lo mismo? … Siente el silencio. Siente el rumor del agua, mucho más abajo. Su frescor le llega de lejos. Oye el canto de los pájaros. Sabe que no será fácil. Se abrirán muchos retos, tendrá que escalar muchas montañas. Pero será su camino -el suyo- elegido. Siente el viento…

 

Abre los ojos. Respira hondo.

Y salta.